Ciudad de Gaillac

Galus significa Gallo en latín y esta palabra es la que habría dado su nombre a Gaillac. La segunda hipótesis sería que se originase en su antiguo nombre galorromano Galhac, que significa fértil.

Secreto y majestuoso, frágil y portentoso, auténtico y contemporáneo, este país cultiva los matices… y le gusta compartirlos con sus visitantes. Las almas epicúreas experimentarán en el Tarn, con su aire de «pequeña Toscana»,  todo el encanto de unas vacaciones en las que dejarse llevar por los sentidos. Una puesta de sol sobre los viñedos montañosos, una copa de vino Gaillac y… el tiempo se detiene. ¡Qué bien estamos! Tinto, blanco, rosado, perlé

BASTIDaS y viñedos De GAILLAC
Las bastidas, antiguas casas de campo de estilo provenzal, se vislumbran en la curva de un camino rural. ¡Un entorno perfecto para una escapada en pareja, para descubrir los vinos del Tarn y las bastidas con un incomparable prestigio!

Sal de esta antigua ciudad milenaria del vino hacia Lisle-sur-Tarn, una bastida-puerto de arquitectura única, sube hasta Puycelsi, el pueblo inexpugnable sobre el bosque de Gresigne, descubre Castelnau-de-Montmiral, la Bastida con tesoros enterrados: este recorrido por los pueblos emblemáticos del Tarn te encantará.

Empuja la valla de las bodegas, conoce a estos apasionados viticultores que te harán catar sus vinos y te contarán su historia. Variedades, vinificación, vendimia, vermú-conciertos, visitas de los viñedos… ¡descubre el viñedo de Gaillac, un mundo nuevo!

© Christophe Bouthé


©VIET 361.com

© Christophe Bouthé

Calendario de eventos https://www.gaillac-culture.fr/

¡EXPLORA!