Ciudad de Penne

El pueblo de Penne recibe el sobrenombre de nido de águila o ciudadela de vértigo y es fácil entender por qué. Para llegar a su fortaleza, tendrás que armarte de valor y escalar su acantilado serpenteando por sus sinuosas calles. Pero tu temeridad será ampliamente recompensada cuando te encuentres cara a cara con este impresionante castillo.

Puedes elegir visitarlo con total autonomía gracias a la ruta de interpretación ilustrada o aprovechar una visita guiada para descubrir a los albañiles y canteros. De hecho, un colosal proyecto de restauración comenzó en 2010 para restaurar el edificio a su antiguo esplendor. Muchos artesanos trabajan allí todos los días con ropa de época y utilizando herramientas medievales.

Como habrás entendido, la fortaleza de Penne es un lugar único cargado de historia que no nos arrepentiremos de visitar así que viajeros, ¡despertad al caballero que duerme en vosotros y preparaos para la ascensión!

© Pascale Walter

© Pascale Walter

 

¡EXPLORA!