Ciudad de Sorèze

Sorèze es una ciudad, cuyo muy rico patrimonio medieval, en torno a la Abadía-Escuela, te encantará.

Nacida de la fundación de una abadía en 754, la ciudad de Sorèze se desarrolló alrededor del asentamiento benedictino en detrimento de la fortaleza de Berniquaut. Nuestra Señora de la Sagne es la piedra angular del crecimiento de Sorèze, cuyos archivos dan fe de la existencia del pueblo desde el siglo XI.

Los caprichos de la historia han marcado el pueblo. La abadía sufrió varias destrucciones durante la Edad Media y las Guerras de Religión. No es raro encontrar piedras reutilizadas, como modillones o capiteles, en las fachadas de las casas de Sorèze. La abadía fue reconstruida y se convirtió en escuela en 1685. El éxito de la escuela resultó en la expansión de los edificios de arquitectura neoclásica monumental. Fíjate en las hermosas fachadas de la escuela de la abadía en la rue Saint-Martin y los patios en la rue Lacordaire.

Algunas casas de la antigua Sorèze datan de la Edad Media. Las puedes encontrar en el casco antiguo. Otras residencias burguesas ostentan hermosas fachadas con entramado de madera y voladizos, estructuras ligeras adaptadas al suelo pantanoso. Ladrillos para losas, madera de la Montaña Negra. Admira los las descargas con la cruz de Saint-André.

Otro vestigio de la Edad Media se encuentra en el mismo centro del pueblo. El campanario de Saint-Martin es el único testimonio de la antigua iglesia parroquial de Sorèze construida en el siglo XV. Solo el coro de la iglesia fue abovedado en un estilo gótico flamígero, del cual los capiteles tallados en alto relieve son la perfecta demostración.

 

© Gregory Cassiau

© Christian Rivière

© Gregory Cassiau

© Gregory Cassiau

© Pascale Walter

¡EXPLORA!